Acerca del planeamiento de zonas turísticas.

El fomento del turismo es una prerrogativa tanto de los países avanzados, como de los países emergentes, que como la República Dominicana presentan condiciones de destino turístico tales como atracciones naturales, paisajísticas, históricas, arqueológicas, culturales y climáticas. Por esta razón la República Dominicana requiere elaborar y gestionar cuidadosamente la planificación que guiará el desarrollo de las zonas turísticas de su territorio.

El crecimiento económico derivado del desarrollo de las actividades productivas relacionadas con el turismo, estará en armonía con la conservación de los recursos culturales y naturales que han atraído la generación de dichas actividades, siempre que se establezca sólidamente una sistemática planificación y gestión del desarrollo de las actividades turísticas en el territorio nacional.

La planificación de las zonas turísticas es fundamental para tener un desarrollo sustentable lo que requiere la consideración de muchos temas neurálgicos como son: la calidad de la arquitectura; la implantación de un modelo turístico adecuado en función de la geografía de cada uno de los polos turísticos; la conservación de la naturaleza y la cultura local; la administración del uso del suelo; empleo; transporte; conservación de la energía; la educación; seguridad; salud; etc. En general, la planificación de zonas turísticas puede asegurar que la explotación del área turística tenga la capacidad de potenciar las ventajas de la economía local.